Hace unos días fue destituida la hasta entonces directora del Instituto de Evaluación de Tecnologías de la Salud e Investigación (IETSI) Patricia Pimentel Álvarez.

El despido ha sido cuestionado por la comunidad médica y científica, siendo que se realizó a raíz de un estudio que recomendaba no usar ciertos medicamentos en el tratamiento contra la Covid 19 al no tener el suficiente respaldo científico.

Pero ¿Es tan fácil despedir a un funcionario público? ¿No tienen derecho a la estabilidad laboral?

Efectivamente, la Ley Marco del Empleo Público, Ley N°28175 así como la Ley de Funcionarios Públicos y Empleados de Confianza, señalan que la destitución de un funcionario puede realizarse por la pérdida de la confianza o la decisión unilateral de la autoridad que lo nombró o designó, salvo que la ley establezca alguna exigencia diferente.

La conclusión del vínculo jurídico se formaliza mediante acto administrativo del mismo nivel que el de la designación. Surte efecto desde el día de su notificación o publicación.  Por lo tanto, carecen de estabilidad laboral.